El mundo del Fitness · Sin categoría

¿Qué hacer cuando no puedes cumplir tu plan?

Est. 1989 (24)

 

A menudo cuando ya tomamos la decisión de empezar una dieta o un nuevo régimen, nos pasa que por mala organización, problemas familiares, personales o laborales nos complicamos y no podemos seguir nuestro plan de alimentación.

Esto, nos genera una gran frustración debido a que no estamos haciendo lo que debemos de hacer, y lo sabemos. Sin embargo aveces estos fallos son producto de nuestra falta de organización, planeación y una actitud de exceso de control en nuestras vidas. Sentimos que por que las cosas no salen “como deben de salir” ya no vale la pena seguir luchando por ellas.

Sin embargo esta postura te garantiza el sabotaje inmediato.

Por lo cual es normal que sintamos que cuando no cumplimos al “100%” nuestro plan de alimentación y ejercicios no estemos teniendo avances y que nos desmotivemos. Esto es normal, ya que algo que definimos en Fitness Coaching como un “golpe de realidad”.

El primer día, o antes de entrar a Fitness Coaching estabas muy entusiasmado por tu programa. Sentías que era la solución definitiva a tus problemas alimenticios y de actividad física. Sentías que podías con todo e hiciste un compromiso por 300 días, 3 meses, 10 meses, etc.

Y esto dentro de lo que cabe es bueno y es malo a la vez. Es bueno por que ese entusiasmo te ayuda a empezar el plan dando el 100% de ti. Dentro de lo que cabe esta actitud está respaldada por técnicas naturales de motivación personal.

Cuando se te hicieron las preguntas acerca de Qué, cuando y cómo querías tus objetivos con respecto a tu cuerpo, posiblemente las hayas respondido en un momento fácil, sencillo o con demasiado entusiasmo. Te visualizaste en 1 , 3 o 6 meses con un cuerpo diferente. Sentías que con la ayuda de Fitness Coaching lo lograrías. Esto es completamente cierto sin embargo hay varias cosas que SOLO el camino te enseñará, una de ellas es el “golpe de realidad”.

¿Qué es el golpe de realidad?
– Es cuando después de 2 semanas te das cuenta que no bajaste lo que esperabas.
– Es cuando después de romper tu dieta por primera vez, te sientes pésimo y te das cuenta que volviste a fallar.
-Es cuando después de tener un mes con un % de adherencia altísimo, se te hace prácticamente imposible hacer el programa.
– Es cuando la persona que te cocinaba te abandona o se enferma dos semanas y nadie puede cocinarte tu comida.
-Es cuando te das cuenta que la comida ya no te gusta tanto como al principio y te empiezas a “hartar” de la dieta.
– Es cuando te das cuenta después de 1 mes que tu amigo que entró contigo y no hizo la dieta bajó 5 kgs y tu apenas bajaste 2.
– Es cuando tus hijos se enferman , no asisten a la escuela y tienes que hacerla de doctora/enfermera/cocinera/Chofer al mismo tiempo.
– Es cuando te vas de viaje , juras que vas puedes cuidarte y a la mera hora caes en la tentación.
– Es cuando tienes la típica boda del fin de semana donde “TIENES” que beber bebidas alcohólicas y comerte el buffet , postre, regalos, y cuanta cosa te regalen.
– Es cuando de repente te salen “pagos inesperados” o de “última hora” y prefieres darle prioridad a esos gastos que seguir en el plan.
– O el muy famoso “Es que empecé a salir más tarde del trabajo y no me dio tiempo de asistir al gimnasio o hacer mi rutina de ejercicios”.
– Es cuando te das cuenta que tienes que estudiar 6 meses de universidad en dos semanas para tus exámenes finales.
– Es cuando viene toda tu familia de todo los rincones del mundo a visitarte con el único propósito de hacerte comer lo que nunca habías comido, incluso lo que no sabías que existía o era comestible.
– Es que mi “Novio, Novia, Esposo, Esposa, Pareja, befa, amigui, cuate o como le digas” no me ayuda y me hace caer en la tentación.
– Es cuando tu familia no te apoya y pide comida altamente calórica mientras tu sufres como náufrago por la comida que ellos consumen.
– Es cuando en tu trabajo todos comen en tu cara y tienes que aguantarte.
– Es cuando se te olvida cocinar o no te dio tiempo por que estabas muy “Ocupado” y el hambre te hizo comer “cualquier cosa”.

Y la lista podría ser interminable. Hay 3 excusas para cada problema. Y la solución es la misma.

ORGANIZACIÓN.

La manera correcta de organizarse es respondiendo la siguientes preguntas:

¿Qué día de la semana tengo más tiempo libre?
¿Cuántas horas en promedio trabajo diario?
¿Cuántas horas al día estudio ( Si aplica) o voy a clases?
¿Cuántas horas al día en promedio duermo?

Recuerda: Para cumplir con tu plan de Fitness, sea el objetivo que sea necesitas en general a la semana:

– 4 horas de preparación de alimentos a la semana ( 1 hora cada 2 días)
– 3 a 10 horas de ejercicio a la semana ( Variando o dependiendo de tus objetivos, tipo de plan, etc)
– 2 horas de recompras o ir al super mercado.
– 6 horas de tiempo de comida ( Tomando en cuenta que tardas 20 minutos en comer tus comidas fuertes, y 5 minutos por colación)

En total para obtener el cuerpo que siempre quisiste necesitas: 22 horas MAXIMO a la semana.

La semana tiene 168 horas.
Dormimos en promedio: 56 horas a la semana. ( Te quedan 112 horas)
Trabajamos en promedio: 50 a 60 horas MAXIMO a la semana ( Te quedan 62 horas)
Manejamos en promedio 20 horas a la semana. ( Te quedan 42 horas)
Tenemos actividades “Sociales” o de ocio en promedio: 15 horas a la semana. ( Te quedan 27 horas)

¿Entonces? Aún EXAGERANDO por mucho las cifras reales, ¿te das cuenta que SI tienes tiempo?.

Calendar page, pen and pocket planner
Agenda

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s